Dios no es el Padre de Todos los Males

El fin de semana pasado , fui a casa de un amigo que vive en uno de los departamentos en la Condesa mas nuevos , una zona de aquella colonia que se esta poblando mucho de manera muy veloz.

El motivo por la que fui , se debía a la celebración del cumpleaños de mi amigo , por lo que hizo una pequeña fiesta con algunas amistades suyas y me invito solo a mi de todos los amigos de la vieja guardia a quienes ya no ve desde hace mucho tiempo , por razones personales que nunca ha revelado.

Durante aquella fiesta , en las altas horas de la madrugada , unas amigas de abrieron una conversación sobre lo grande que es ser ateo y lo ilógico que es creer en un solo Dios , diciendo además que si es que existiera un Dios , es uno malévolo ya que según decían ellas , Dios es el padre de todos los males.

Este es el tipo de conversación de seres segados por su propio ser que he escuchado con mucha frecuencia y es de lo mas normal aunque aquellas personas piensen lo contrario. Sin embargo mi plano sobre este tema es sumamente claro sobre el porque mi percepción de que Dios no es el padre de todos los males como muchos gustan de decir.  Mis razones son las siguientes:

Los Seres Humanos son Racionales

Es bien sabido por todas las corrientes científicas que los seres humanos somos seres racionales , aunque muchos de ellos –especialmente  aquellos de corriente política izquierdista- abogan que el hombre es un animal de características racionales. Sin embargo , ningún ser en la existencia puede ser un ser racional a no ser de contar con una absoluto libre albedrio , lo que significa que el hombre tiene la capacidad y la libertad de escoger entre el bien y el mal. Es aquí donde las acciones de Dios son se neutralizan a no ser de buscarlo.

El bien y el Mal es el Resultado de las Intenciones del Hombre

Solo basta con encender el televisor un día para ver los acontecimientos diarios del mundo y presenciar como el barco mundial se esta hundiendo por las acciones egoístas de la mayoría de los poderosos como aquellas de los seres humanos comunes y corrientes. Este desbalance negativo no es producto de la mala voluntad de Dios sino de las malas intenciones de los hombres.

Si los seres humanos pensáramos fuera de nosotros mismos , y en sintonía con nuestros alrededores , la realidad seria completamente opuesta  y el barco mundial estaría viento en popa. Sin embargo , no es así y el mundo se esta hundiendo en un pantano construido por nosotros mismos.  Bien decía San Agustín “Lo que hacia a Adán capaz de obedecer las leyes de Dios , también era lo que le hacia capaz de desobedecerlo.”

En conclusión , el hombre es el padre de todos los males y no Dios.